wrapper

×

Warning

JUser: :_load: Unable to load user with ID: 718

Los mitos.

La inyección de plásticos reciclados en nuestro país se está convirtiendo en un sector cada vez más importante de la industria, en donde conforme crece, también van creciendo los mitos de cómo inyectarlos.

La mayoría de los técnicos que procesan estos materiales reciclados, principalmente Polipropileno, están convencidos de que no es posible mantener procesos estables si los lotes de materia prima van cambiando constantemente sus propiedades, siendo la que más nos afecta el índice de fluidez.

 

Los cambios de fluidez de la resina se han convertido en un flagelo que pocos técnicos saben controlar; la realidad este solo es un problema de ignorancia.

Esta ignorancia de cómo programar correctamente un proceso robusto ha hecho que el cambio en el índice de fluidez se haya convertido en uno de los principales mitos que dañan a nuestra industria. Es increíble lo mal que pueden llegar a estar entrenados algunos de nuestros técnicos de proceso que para ellos es una verdad absoluta que cualquier cambio en la fluidez de la resina automáticamente implica un cambio de los parámetros de inyección para poder seguir produciendo piezas buenas.

Para ellos el proceso se debe ir modificando conforme la fluidez cambia, por lo que bajo este concepto, la mayoría de ellos piensa que el proceso se debe adaptar constantemente al lote de resina que nos hayan surtido en ese momento y la tratan de seguir con el proceso cuando la producción empieza a salir mal. Por lo que el nivel de scrap es el que avisa a los programadores de que llegó la hora de seguir con el proceso a la resina.

Muchos técnicos de inyección me preguntan durante mis seminarios como pueden mantener un proceso estable y libre de piezas malas aun cuando estén procesando solamente con materiales reciclados en donde ellos no tienen el control sobre la fluidez de la resina. Aunque el índice de fluidez de un lote al otro vaya cambiando, la realidad es que nuestro proceso se debe de mantener perfectamente constante. Esta respuesta es normalmente incomoda y molesta para ellos, ya que esto no es lo que ellos ven o más bien creen que les sucede en el día a día.

Si vamos analizando con cuidado los conceptos básicos de la inyección podremos demostrar fácilmente que los parámetros jamás se deben de mover. Nunca, aún cuando tengamos un cambio de fluidez.

Por un lado sabemos que el peso específico (o densidad) de los Polipropilenos es 0.900 a 0.905 grs/cm3. Esta densidad será siempre la misma para todos los grados de PP de uso general no cargados que se manejan de manera comercial, aun cuando el índice de fluidez pueda cambiar desde 8 hasta 55.

Si lo piensa con cuidado, esto significa que si el molde sigue siendo siempre el mismo, lo cual es obvio que el molde no cambia en cada montaje o durante el día, el volumen de plástico que lo llena es y será por siempre exactamente el mismo. Esto quiere decir que la distancia entre la carga y el cojín se debe de mantener virtualmente constante por siempre, aun cuando nos cambien la fluidez.

Dicho esto, ¿cuál sería su primera conclusión?

Para ayudarle a sacar su conclusión le voy a hacer un par de preguntas, para las cuales le sugiero anotar sus respuestas antes de seguir leyendo:

¿Que pasa con el tiempo de inyección?

¿Qué pasa con la posición del cojín?

En caso de querer cambiar algo, ¿Qué cambiaría?

No me imagino cuales podrían haber sido sus conclusiones, pero espero que en las dos primeras preguntas que se plantearon sus respuestas hayan sido absolutamente NADA. Si, nada debe de cambiar, ya que la fluidez cambia esta no altera el volumen del plástico que tenemos que inyectar.

¿Qué cambiaria? Solamente cambiaria la presión de inyección, la cual se va a autoajustar con los cambios de fluidez.

Uf, ¿y entonces? Esto significa que todos los pretextos que nos ponen nuestros ajustadores de proceso para justificar que si tienen que si modificar el proceso de un lote al otro son ….. uhm como llamarle, pen… ¿pensamientos equivocados? Pues si, simplemente no proceden. La verdad no veo como usted podría llegar a justificarme de manera técnica que necesita tocar el tablero de la máquina cuando cambia de lote de resina reciclada. ¿Cómo podría Usted justificarme el necesitar variar un proceso?

Obviamente las personas que no tienen una formación profesional en plásticos si tienen una variación en sus procesos cuando la fluidez cambia. Esta variación puede ir desde una pieza terriblemente incompleta hasta otras con exceso de rebaba.

¿Por qué tienen estos problemas? Realmente me sorprenden estos resultados.

Vamos entonces a responder las 3 preguntas que hicimos durante las conclusiones para entender mejor el problema.

 

¿Que pasa con el tiempo de inyección?

NADA. Una característica de todas las máquinas de inyección con PLC es que lo único que saben hacer es mantener de manera impecable la velocidad programada. Esto hace que si nosotros no hemos modificado el recorrido entre la carga y la conmutación la máquina mantendrá de manera impecable el tiempo de inyección por siempre, aun cuando nosotros hayamos tenido cambios fuertes en la fluidez de la resina esta característica de la máquina haría imposible que el tiempo de inyección cambie.

Durante el proceso las máquinas de inyección cuando están bien programadas tienen la facultad de autoajustarse, conservando varios de los resultados casi constantes. Claro, siempre y cuando la presión de inyección no alcance el Límite de presión.

¿Por qué los técnicos comunes no pueden evitar el tener piezas malas? Porque ellos de entrada programan las máquinas de inyección a partir de una pieza incompleta, la cual tratan de terminar de llenar con la etapa de sostenimiento. Por lo tanto, si la fluidez baja, invariablemente tendrán una pieza incompleta. Si al contrario la fluidez sube, automáticamente obtendrán una pieza con rebaba.

Esto quiere decir, que si desde el origen ellos programan mal el proceso tratando de que la fluidez compense sus errores jamás podrán sostener sus programas.

La tecnología actual nos obliga a llenar el molde con primera inyección (no con sostenimiento) y a usar el sostenimiento solamente para dar las propiedades a la pieza, por lo que nuestra pieza jamás podrá variar entre incompleta y rebaba.

Si pusiéramos letras pequeñitas, habría que decir que lo único que podría llegar a modificar nuestros procesos es exclusivamente si la densidad de la resina llegara a cambiar. Cosa que lo veo poco probable, pero si esto llegara a suceder implicaría que la resina que estamos usando tiene principalmente una carga de talco que la llevaría en forma exagerada hasta una densidad del 0.98 grs/cm3. Si usted esta mezclando sus lotes de reciclado esto significaría que a lo mucho la densidad promedio de sus lotes podrían alcanzar un valor de 0.91 grs/cm3. Por lo que proporcionalmente, esta variación sigue siendo casi despreciable.

 

¿Qué pasa con el cojín?

NADA. La posición del cojín, es el resultado más rebelde de la inyección, y por eso es la variable que más tratamos de controlar. Bien, si consideramos que el cojín siempre se esta moviendo dentro de un pequeño rango, obviamente el cambio que este puede sufrir debería de ser despreciable.   Por mucho que llegara a variar, este cambio por ningún motivo llegaría a cambiar mas de un 0.2% del recorrido total del husillo.

 

¿Qué cambiaría?

Como dijimos, la presión de llenado se auto ajustaría. Por lo que la presión de conmutación se va a modificar en proporción el cambio de la fluidez.

El mensaje más importante que me gustaría dejarle es que si sus procesos no son técnicamente robustos, siempre estará teniendo scrap. Lo invito a aprender a programar como los profesionales, acompañenos en nuestro próximo curso abierto.

 

 

Ing. Alfredo Calderón
ACG Plastic Consulting.

Last modified on Wednesday, 18 March 2015

Acerca de Nosotros

Somos una empresa de servicio basada en las necesidades en materia de integración, información y promoción de las empresas que conforman el Sector Plástico en México, brindándoles las herramientas necesarias para difundir sus productos y servicios.

Aviso de Privacidad

Plasticomercio respeta los derechos de propiedad intelectual de terceros, por lo cual hace de su conocimiento que todos los logotipos, marcas e imágenes presentadas dentro del sitio, medios electrónicos o plataformas digitales son propiedad de sus respectivas marcas y compañías y son utilizadas solo con fines ilustrativos.

Escríbenos
 
 
 
 
 

Síguenos en Facebook